Saltar al contenido

Pulverizador agrícola en mochila

mochilas agricoals

Los pulverizadores agrícolas, en su presentación de práctica mochila, han logrado sobrevivir a la evolución que el equipo ha sufrido desde su auge en el año 1940, cuando las industrias se interesaron en innovar, cada vez más, el mercado agrícola con equipos y productos que hoy son de carácter indispensable para la conservación y sanidad del cultivo.

Catalogo de los mejores pulverizadores mochila al mejor precio.

Ventajas de un pulverizador mochila

No importa qué mecanismo aparezca (motores, baterías, electricidad) el pulverizador siempre será reconocido como un equipo de espalda, distinguido por las asas que religiosamente incorpora para cargar su peso.

A pesar de ser visto sólo como una característica, este modo de carga permite que el operador mantenga el nivel de presión mientras se trabaja, lo cual resulta muy cómodo y ágil a la hora de esparcir agroquímicos en los cultivos.

Una de sus ventajas es que su practicidad le permite adaptarse a todas las necesidades, con ella puedes pulverizar o fumigar todo tipo de jardín, e incluso tratar sectores donde el follaje o el marco de plantación dificultan el ingreso de equipos de mayor tamaño.

Si la pulverizadora eléctrica, motorizada o de batería va a utilizarse como mochila, hay que cerciorarse de que no pese demasiado, ya que sería incómodo de transportar.

Este rasgo se ciñe a todo tipo de pulverizadores que no se desplace sobre ruedas, por lo tanto no atenta contra la ligereza, versatilidad y utilidad del equipo.

De manera que este equipo de espalda se incluye entre los pulverizadores de distintos tipos de arquitectura y variada capacidad de carga, todos destinadas a la protección de cultivos a través de la eliminación de plagas y enfermedades que puedan o no atentar contra la cosecha.

Lo importante es que siempre se disponga de equipos que ayuden y faciliten el trabajo de campo y a su vez, optimice y garantice el resultado del trabajo.